Na beira do Lete

... alampan os recordos todos, como brasas atizadas polo vento da morte.

28 de maio de 2009

Color #3: amarillo chillón

El amarillo es un color amable y placentero, propio del mediodía, cuando la luz es más intensa y las sombras más pequeñas. No está propiamente en el cielo, sino en los objetos iluminados por él, que se aparecen ante los ojos plenos de vida y sentido. El amarillo es el color de las cosas inmediatas: de los juguetes nuevos, de las rebajas y de los buenos cotilleos; es el empuje de las pequeñas ilusiones: de tener una cita por la tarde, del primer día de vacaciones. Es la alegría sencilla, la risa descontrolada de un chiste, que recorre el cuerpo sin necesidad de comprenderse. Huele intensamente a un ordenador nuevo, justo al ser retirado del embalaje; o a las barracas de una feria, con sus tómbolas y su noria.

Cuando el cielo resplandece, no existe; duelen los ojos al levantar hacia él la vista. El amarillo invita a la concentración en lo que está en la tierra, cerca del observador. Invita a usar gafas de sol; o aún mejor, a adquirir unas nuevas acordes con la moda de la temporada. El amarillo ejerce una función inhibitoria de la imaginación causada por la inflamación de lo concreto. Provoca un estado de hiperactividad durante el cual los sentidos se aguzan y la experiencia sensorial se intensifica en términos de placer. Su acústica suele ser la de un acordeón en compás de 3/4, seguramente un vals de Amélie.


El amarillo es el color de las ganas de participar, del tiempo que está vivo; del presente alegre, leve y sin perspectiva.


Fotografía: Agurdión.

5 comentarios:

Pablo Ordás dixo...

Porque evidentemente la cena del viernes fue muy amarilla; aunque ahora ese "presente alegre, leve y sin perspectiva" ya sea pasado, igual de alegre, leve y sin perspectiva.
Abrazos en 3/4, pero pongamos que de Strauss y vieneses.

O pastor eléctrico dixo...

Non é por ser chungo, pero parece máis rosa mango que amarillo limón.

Agurdión dixo...

Pablo: atinas bastante; fue una cena divertida sí. Lo pasé fenomenal, aunque creo que me pasé de frenada, que diría Senra. Valses también para ti.

Pastor: no te creas que no lo he pensado, pero tengo mis razones. Fundadas y sólidamente argumentadas:p Abrazos.

patricia dixo...

Al fin algo de claridad se abre paso en la oscura atmósfera que rodea el Lete.

Agurdión dixo...

Sí, parece que está atravesando la zona un frente de altas presiones. Abrazos.

Publicar un comentario